NUEVA YORK— Burger King desea que la gente se sienta menos culpable cuando coma sus papas fritas.

La segunda cadena de hamburguesas más grande del mundo sacará al mercado el martes sus nuevas papas a la francesa de corte corrugado y afirma que éstas contienen aproximadamente 20% menos calorías que las tradicionales.

Burger King dijo que una orden pequeña de las nuevas papas llamadas "Satisfries" alcanza las 270 calorías debido a un nuevo rebozado que no absorbe tanto aceite.

En comparación, una orden pequeña de las papas fritas ordinarias de la marca tiene 340 calorías.

No es nuevo el concepto de ingerir una comida indulgente y desechar parte de la culpa. Los supermercados están llenos de papitas horneadas de la marca Lay's, paquetes de galletas Oreo de 100 calorías y otras versiones de golosinas populares que contienen menos grasa.

Estas creaciones funcionan ante la incapacidad de las personas para renunciar a sus placeres alimenticios, aun cuando se esfuercen por tener una mejor alimentación.

La idea es crear algo que contenga menos calorías pero que no demerite al gusto.

Los ejecutivos de Burger King afirman que la gente no podrá distinguir que las papas Satisfries tienen menos calorías.

Según la cadena de hamburguesas, se utilizarán los mismos ingredientes que las papas ordinarias: papas, aceite y rebozado.

Para que las operaciones continúen siendo sencillas en la cocina, estas papas son cocinadas en las mismas freidoras y durante el mismo tiempo que las papas regulares.

La diferencia, dijo Burger King, es que se han ajustado las proporciones de los diferentes ingredientes a fin de que el rebozado impida que las papas absorban más aceite. La compañía se abstuvo de ser más específica.

Otra diferencia, es que la presentación corrugada tiene en parte el propósito de que los empleados puedan distinguirlas con facilidad cuando las sumerjan en el aceite al freírlas juntas.

"Es necesario simplificar las cosas en lo posible", dijo Eric Hirschhorn, ejecutivo jefe de comercialización de Burger King.