Un grupo de motociclistas enfurecidos emprendieron en Manhattan la persecución de un hombre que le había dado por detrás a un motociclista que se le atravesó.

Alexian Lien, quien iba en su SUV con su esposa y su hija de dos años,  al parecer intentó parar al golpear al motociclista, pero emprendió la huida cuando se vio rodeados de más motociclistas.

En su huida golpeó a otros motociclistas y ahí comenzó la persecución para luego ser alcanzado por ellos, uno de los cuales se bajó en un embotellamiento en Washington Heights y golpeó con el casco el vidrio de Lien hasta romperlo y luego le propinó una paliza.