A Luis Miguel nunca le ha importado lo que la gente piense de él, pero parece que esta vez optó por no callarse y cerrar la boca a los que lo criticaron por desaparecer ante la tragedia sufrida por los habitantes de Acapulco, ciudad de la que es imagen.

Luis Miguel fue acusado de tacaño e insolidario por no hacer ninguna donación a los afectados por el huracán y las tormentas en México, pero según su hermano, sí lo hizo.

El familiar salió a defenderlo y dijo que Luis Miguel fletó dos aviones llenos de provisiones, comida, y otros productos de primera necesidad, pero que simplemente no lo hizo público.

Pero este no es el único escándalo en el que se vio envuelto el cantante mexicano, que también tiene pendiente una denuncia de su ex aracely Arámbula por falta de pago de la manutención de sus hijos.

Por todos es sabido que la relación entre ambos no acabó bien y que la guapa actriz siempre se ha quejado de que Luis Miguel descuida un poco a sus hijos y no los atiende como es debido.

Un hombre quiso darle los papeles de la demanda al cantante y al acercarse al auto donde estaba el cantante, otro hombre salió del auto diciendo que se fuera, pero el funcionario terminó por ponerle los papeles en el parabrisas de la limusina.