SAN JUAN - Una ligera mayoría de puertorriqueños desea que su isla se convierta en el 51er estado de Estados Unidos, de acuerdo con los resultados de un referendo no obligatorio que requeriría la aprobación final del Congreso estadounidense.

El 61,82 % de los electores sufragó a favor, el 32,89 % prefirió conservar el actual estatus de Estado Libre Asociado, y sólo el 5,29 % apoyó la independencia

La Comisión Estatal de Elecciones de Puerto Rico reveló este miércoles que más del 60 % de los puertorriqueños votaron a favor de convertirse en el quincuagésimo primer estado de los Estados Unidos, apoyando así el hecho de ser más dependientes de la nación norteamericana.
 
La primera pregunta del plebiscito estaba referida a si los habitantes de la Isla estaban de acuerdo con mantener la condición política territorial actual. Con el 94,5 % de los votos escrutados, el 53,83 % votó por la opción “no”, mientras el resto apoyo quedarse bajo la misma figura de Estado Libre Asociado.

Pero el futuro de la situación política de la isla depende de quién la gobierne. El gobernador Luis Fortuño, pro estadidad, fue desplazado por un margen ínfimo, por un oponente que apoya el estatus actual de la isla, Alejandro García Bonilla.

Fortuño ya aceptó su derrota y reconoció el triunfo de Alejandro García Bonilla e hizo un llamado a todo el pueblo “a unirnos todos detrás del gobernador electo".

En una conferencia de prensa junto al Comisionado Residente, Pedro Pierluisi,  el gobernador saliente dijo que llamó al gobernador electo Alejandro García Padilla.