Autoridades de la Guardia Costera de California, informaron sobre un caso muy lamentable en una playa, esto al norte de la ciudad de Eureka.

Según el reporte, todo empezó cuando el perro de una familia se adentró en el mar y quedó atrapado en la corriente, haciendo que uno de sus dueños -un joven de 16 años- intentara rescatarlo, solo para también ser arrastrado mar adentro.

Acto seguido los padres del joven entraron al mar queriendo poner a salvo a su hijo, pero corrieron con la misma suerte.

Todo esto fue visto desde la orilla de la playa por la hija de esta pareja y la novia del joven, que no pudieron hacer nada para evitar lo sucedido.

Los padres murieron y sus cuerpos ya fueron encontrados, se da por hecho que el menor también falleció pero todavia no dan con el.

Irónicamente, el perro está con vida pues en medio de todo esto alcanzó llegar a la orilla sin problema.