WASHINGTON.- Tres personas murieron a manos de un hombre armado, que también falleció, tras varias horas de asedio policial y con agentes especiales en la localidad de Aurora, en el estado de Colorado, según informó una televisión local.

Tras unas seis horas de asedio por parte de unos 40 agentes de policía y fuerzas especiales, las autoridades informaron al canal local de la NBC en Denver (Colorado) que encontraron cuatro cadáveres en la vivienda que tenían acordonada, uno de ellos el del supuesto tirador. Otra persona consiguió escapar de la vivienda, según las mismas fuentes.

A pocos meses del tiroteo que provocó James Holmes y que costó la vida a 12 personas en el estreno de la película de Batman en la localidad de Aurora, Colorado, el suceso trae una nueva crisis por el asesinato de tres rehenes y su secuestrador.

Una persona que logró escapar de la vivienda al inicio del tiroteo  alertó a las fuerzas del orden, según explicaron las autoridades al canal local de NBC en Denver. Tan pronto se produjo la alarma, cuatro decenas de policías y miembros de las Fuerzas Especiales, SWAT cercaron durante seis horas a un hombre que se atrincheró en su casa con varios rehenes.

Hay versiones encontradas en cuanto a la suerte del pistolero, una que dice que fue abatido por la policía y otra que se suicidó.

Lo ocurrido otra vez en Colorado, tan sólo  a tres semanas después de que Adam Lanza, de 20 años, se suicidara tras asesinar a tiros a 20 niños y seis adultos en una escuela de primaria de Newtown (Connecticut), además de a su madre en casa, mantiene en vilo a las autoridades y levanta estupor entre los residentes de la zona.

Las autoridades aún no identifican a las víctimas y no han dado a conocer las causas del ataque, justo en  el momento en que Estados Unidos debate el control de armas y la necesidad de un esfuerzo adicional de seguridad en las escuelas.