LOS CABOS (México) - La lluvia no atemorizó a los turistas que consideraron al huracán Paul sólo un inconveniente menor en la península de Baja California, en México .

Algunos paseantes visitaron el lunes la playa El Medano para ver el oleaje alto en Cabo San Lucas, en el estado de Baja California Sur. Anthony Curtis y su esposa recorrieron a pie la costa.

"Sólo es lluvia que cae de las nubes", señaló. "En el hotel nos dijeron que no nos preocupáramos", agregó.

Paul se debilitó la noche del lunes a tormenta categoría 2 mientras se desplazaba cerca de la costa occidental de México.

En Miami, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dijo el martes que los vientos sostenidos de Paul disminuyeron a 175 kph (110 mph) y que su vórtice se ubicaba a unos 325 kilómetros (200 millas) al sur de Cabo San Lázaro, en Baja California Sur.

El fenómeno climático se desplaza con dirección norte-noreste a 32 kph (20 mph).

De cualquier manera, el gobierno estatal canceló las clases, puso disponibles albergues y recomendó a los habitantes que estén pendientes de la información del clima.

El gobernador del estado de Baja California Sur, Marcos Covarrubias Villaseñor, dijo que solicitó a los habitantes que permanezcan en sus casas sin no necesitan salir para evitar problemas de tránsito.

El pronóstico es que habrá bastante lluvia en la mayor parte del estado, agregó.