MOBILE (Alabama) - Fuertes vientos soltaron las amarras de un crucero averiado que permanecía en un embarcadero de Mobile, Alabama, y el personal busca al trabajador de un astillero, cuya caseta de vigilancia fue arrojada al agua por las mismas ventiscas, informó este miércoles la Guardia Costera.

Las autoridades informaron que los dos incidentes no estaban relacionados directamente.

El barco Triumph de la línea de cruceros Carnival quedó inhabilitado el 10 de febrero después de que uno de sus motores se incendió. El buque quedó varado cinco días en el Golfo de México con los pasajeros a bordo. El Triumph fue remolcado lentamente a la bahía de Mobile y los pasajeros sólo entonces pudieron descender.

El Servicio Meteorológico Nacional reportó vientos de entre 56 y 104 kilómetros por hora (de 35 a 65 millas por hora) soplando en esa área el miércoles por la tarde.

Dos trabajadores de astilleros cayeron al agua cuando los vientos golpearon su caseta de vigilancia, dijo Steve Huffman, portavoz del Departamento Móvil de Incendios y Rescate.

"Recuperamos a una persona. Fue llevada al hospital. Estará bien, sólo está sufriendo un poco de hipotermia", agregó Huffman.

El teniente de corbeta Bill Colclough dijo que el hombre desaparecido trabaja para BAE Systems, empresa que se dedica a reparar barcos sobre el río Mobile.

El portavoz de Carnival, Vance Gulliksen dijo que el barco quedó al a deriva y apoyado contra un buque de carga.

Gulliksen informó que las autoridades en dos remolcadores lograron asegurar el crucero alrededor de las 5:00 de la tarde (2100 GMT), y lo llevarían al puerto de Mobile.