Una serie de reportes internos de la Agencia Federal de Investigación (FBI, pos sus siglas en inglés) ha revelado que empleados de ese organismo han utilizado sus teléfonos celulares, proporcionados por el gobierno, para enviar o recibir mensajes morbosos y fotos pornográficas de compañeros de trabajo.

El informe, obtenido y publicado por CNN, da cuenta de empleados que además han pagado por sexo en centros de masaje. Estos reportes son parte de unos informes trimestrales que la agencia federal lleva a cabo.

El director adjunto del FBI, Candice Will, dijo a CNN que “hacer público el mensaje de los reportes trimestrales enseñará a los empleados y a sus supervisores que no pueden hacer estas cosas. Cuando se les da un BlackBerry, es para uso oficial. No es para enviarle mensajes de texto a una mujer en otra oficina a la que encuentran atractiva o para enviarle fotos en estado de desnudez”.
Según esos reportes, un agente del FBI fue despedido luego que una investigación interna arrojó que éste fue sorprendido comprando y viendo DVD de niños desnudos.

Los informes describen varias fechorías cometidas por empleados de la dependencia federal, pero no apunta sobre nombres o cargos dentro del FBI. Los incidentes descritos van desde fraudes con cheques hasta una disputa doméstica de un oficial con su amante, según CNN.

Todos los empleados involucrados en estos casos fueron despedidos.