WASHINGTON - La Corte Suprema ratificó el jueves la obligatoriedad del seguro de salud individual que constituye el meollo de la reforma del presidente Barack Obama.

La decisión significa que la vasta reforma, todavía parcialmente en vigencia, seguirá adelante y cobrará fuerza en los próximos años, en los que modificará la forma en que un gran número de estadounidenses reciben y pagan la atención médica.

El fallo de la corte constituye también una victoria para Obama en este año electoral al rechazar el argumento de que el Congreso se extralimitó al requerir que la mayoría de los estadounidenses tengan un seguro de salud o paguen una multa.

Al tomar una posición diferente a los otros jueces conservadores del tribunal, el presidente de la corte, John Roberts, anunció el veredicto que permite a la ley extender la cobertura de salud a más de 30 millones de personas que carecen de seguro médico.

Los jueces rechazaron dos de los tres argumentos del gobierno en apoyo de la obligatoriedad del seguro. Pero la corte dijo que esa exigencia podría ser interpretada como un impuesto. "Debido a que la Constitución permite semejante impuesto, no es nuestro papel prohibirlo, ni pasar por alto su conveniencia o equidad", explicó Roberts.

La corte objetó el aspecto de la ley referido a la expansión del sistema Medicaid que ofrece servicios de salud a las personas de bajos ingresos. Pero determinó que proceda la ampliación mientras el gobierno federal no amenace con retener toda la asignación de fondos por el Medicaid a los estados que no participen de la extensión comprendida en la legislación.

Los cuatro jueces liberales del tribunal -Stephen Breyer, Ruth Bader Ginsburg, Elena Kagan y Sonia Sotomayor- se sumaron a Roberts en el veredicto. Los jueces Samuel Alito, Anthony Kennedy, Antonin Scalia y Clarence Thomas disintieron.

La corte no solamente emitió un fallo sobre una vasta expansión de la red de seguridad social, sino que ratificó el mayor logro legislativo del presidente y en medio del fragor de su campaña por la reelección.

"La ley sometida a nosotros excede la facultad federal tanto en obligar la compra de un seguro médico como en negarle a los estados que disientan todos los fondos del Medicaid", dijeron los jueces disidentes en un comunicado conjunto.

Los estrategas del equipo electoral de los republicanos dijeron que su virtual candidato presidencial, Mitt Romney, utilizará el fallo de la corte para continuar la ofensiva contra el "Obamacare" y atacar la firma del mandatario en el programa de atención médica como un aumento fiscal.

"Obama puede tener su ley, pero el Partido Republicano tiene una causa", dijo el veterano asesor electoral Terry Holt. "Esto promete reforzar el apoyo republicano para una revocación de lo que bien podría ser llamado el aumento más grande de impuestos en la historia estadounidense".