LOS ANGELES (California) – Un residente de Costa Mesa finalmente aceptó ser culpable de exhibirse desnudo ante niñas.

Se trata de Alfredo Landaverde de 48 años, quien uso como escenario de bajas pasiones, a las escuelas Valley y Hector G. Godinez.

Según la Oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Orange, aprovechaba el descuido de jóvenes estudiantes para acercarse y mostrar sus genitales.

Este individuo ahora estará un año en prisión, cinco años en libertad condicional y tendrá que estar registrado de por vida como abusador sexual.