LOS ANGELES (California) - Autoridades del condado de San Bernardino confirman que los restos encontrados en una cabaña que terminó en fuego, efectivamente son de Christopher Dorner, el ex policía y sospechoso de cometer varios asesinatos.

Expertos afirman que dicha identificación, se hizo posible gracias a un examen de los restos con archivos médicos dentales.

Este anuncio da fin de una vez por todas, a la investigación y persecución de Dorner, un ex policía sospechoso de asesinar a cuatro personas y herir a tres más, todo como venganza de que fue despedido de su trabajo como agente.

Estas acciones provocaron una persecución que por días tuvo a todo el sur de California en suspenso, pero que termine el pasado martes, cuando Dorner se atrincheró en una cabaña del área de Big Bear, vivienda que terminó hecha cenizas tras un incendio.

En ese momento se encontraron restos humanos, pero no es hasta hoy que se pudo comprobar que efectivamente se trataba de Dorner.