LOS ÁNGELES (California) - Un residente del área de Perris terminó tras las rejas, acusado de entrar desnudo a la casa de su vecina, solo para después exigirle tener relaciones sexuales con él.

El sospechoso es Philip John García, tiene 41 años y presuntamente entró a la casa de la víctima usando una puerta especial para perros.

Según el reporte de las autoridades, la mujer estaba en su recamara y al escuchar ruidos acudió a ver qué pasaba. Alega que en ese instante ya vio adentro de su vivienda a García, lo que hizo que de inmediato se encerrara y llamara a la policía.

Cuando llegaron los agentes, García ya estaba en su propia vivienda todavía desnudo y presuntamente bajo un severo estado de intoxicación.

Al revisar el lugar se encontró un rifle bajo la cama de García, lo que hace que también enfrente cargos relacionados con el arma.