MIAMI, Florida (AP) -- Menos de un año después de que fuese lanzado por primera vez en cinco décadas, un servicio de embarque marítimo de bienes entre Estados Unidos y Cuba fue suspendido.

Luego que el servicio fuese lanzado en julio, miles de personas enviaron productos humanitarios y otros difíciles de enviar por avión, como refrigeradores y lavadoras.

La Associated Press siguió paquetes que debían haber sido embarcados en diciembre. El barco nunca zarpó y los paquetes fueron enviados por avión.

Los paquetes tomaron más de un mes en llegar a familias y el servicio marítimo fue suspendido. La International Port Corp. dice que el barco tenía problemas con un derrame. Pero la compañía además enfrenta demandas por impago presentadas por la compañía de arrendamiento del barco y el dueño del muelle.