En las clases de historia de educación primaria en México, se escucha a los maestros pronunciar repetidas veces: "Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz" esta es la frase más emblemática de Benito Juárez que muchos alumnos se tuvieron que memorizar para pasar los exámenes. Es bien sabido que fue uno de los mejores presidentes mexicanos. Pero, ¿Conocemos sus cualidades como ser humano? ¿Qué hizo Benito Juárez para que el día de hoy celebremos su nacimiento y sea una de las figuras más reconocidas?

De origen indígena zapoteca, cuando solo tenía tres años Benito Juarez se quedó huérfano de padre y de madre, se fue a vivir con su tío, fue peón y pastor de ovejas hasta los doce años. También trabajó como empleado doméstico, con todo y esto se convirtió en uno de los mejores políticos y presidentes mexicanos.

Antes de ser el gran reformador de la Constitución que hoy en día conocemos, Juárez aún no sabía leer ni escribir y el único idioma que hablaba era el dialécto zapoteco. En la historia se le conoce como el único presidente mexicano, con raíces absolutamente indígenas.

Antonio Salanueva, un sacerdote franciscano le dio trabajo como aprendiz de encuadernador. Siendo muy joven, Juárez no tardó en impresionarlo con su inteligencia y el sacerdote lo ayudó para que fuera admitido en el único centro de estudios secundarios de Oaxaca, el Seminario de Santa Cruz. Allí se dedicó al estudio del Latín, la Filosofía y la Teología, pero lo que más atrajo su interés fue el Derecho.

En oposición a lo que el sacerdote Salanueva quería para su discípulo, ingresó a estudiar Derecho en el Instituto de Ciencias y Arte de Oaxaca. Una vez que logró obtener su título, trabajó en defensa de las comunidades indígenas. Pero no sólo se dedicó a los códigos y las leyes, también comenzó a trabajar en su carrera política.

Fue regidor del Ayuntamiento de Oaxaca y, dos años después, diputado local. Cuando fue derrocado el general Paredes Arrigalla de la presidencia, Juárez fue electo diputado federal. Como gobernador de Oaxaca, se le conoció por su capacidad de lograr establecer el equilibrio económico y su fuerte impulso a las obras públicas.

En 1855, el presidente nombró a Juárez ministro de Justicia e Instrucción Pública. Durante este período promulgó la Ley Juárez por medio de la cual se abolieron los fueros y privilegios de los militares. Dos años más tarde fue nombrado ministro de Gobernación y, posteriormente, Presidente de la Suprema Corte de Justicia, durante el gobierno de Ignacio Comonfort.

Por todo esto y mucho más, la vida de este abogado y político oaxaqueño se vuelve relevante al momento de enumerar los logros y empresas que realizó a través de sus días; Juárez llegaría a ocupar la presidencia de México en repetidas ocasiones, y realizaría uno de los hechos más importantes de la vida del país, al proclamar las leyes de reforma, con las que la separación entre los bienes de la iglesia y del Estado se volvería una realidad.

Este gran hombre fue el protagonista de una de las épocas más importantes del país, en la que según varios historiadores, México se consolidó como una República y es un personaje al que por sus méritos se le ha bautizado como  “Benemérito de las Américas”

Cuéntanos, ¿qué otros logros importantes recuerdas de este gran reformador?