La hija del titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) ha causado tremendo revuelco en las redes sociales después de que ésta mandara a cerrar un restaurante llamado Maximo Bistrot, en ciudad de México, porque ellos no le pudieron dar “a tiempo” la mesa que la adolescente quería.

Andrea Benítez, hija de Humberto Benítez Treviño, amenazó al restaurante con cerrarlo si estos no obedecían sus órdenes y Andrea les recordó quien era nada más y nada menos que su padre.

El domingo, el procurador federal del consumidor,  ofreció una disculpa por la conducta de su hija Andrea, ahora mejor conocida como la “Lady Profeco”.

“Ofrezco una sincera disculpa a quien haya sido afectado por el inapropiado comportamiento de mi hija Andrea… Ella exageró la situación y las autoridades de la PROFECO, que dependen de mí, sobre reaccionaron indebidamente por tratarse de mi hija”,  dijo el procurador.

Twitter se ha llenado con el hashtag “Lady Profeco” ya que muchas personas muestran su enojo diciendo que los “juniors” del Partido Revolucionario Institucional han llegado a hacer lo que quieran con el país. Muchos de ellos, dicen que una disculpa de parte de su padre no es suficiente y piden “la cabeza” del procurador Benítez.

Dichos comentarios hicieron tanto ruido que el mismo presidente Enrique Peña Nieto ha iniciado una investigación para verificar al personal de la Profeco y a los hechos que se llevaron a cabo el pasado viernes.