Las remesas a México, la segunda fuente de ingresos después del petróleo, subieron en agosto luego de 13 meses de descenso.

Según el Banco de central mexicano, la divisas enviadas por mexicanos en el exterior crecieron el 1.15 por ciento, sumando 1,911 millones de dólares en agosto pasado, frente a los 1,889 millones de dólares de agosto del 2012.

Según el emisor, las transferencias de divisas son en su mayoría de mexicanos en Estados Unidos, donde viven al menos 11 millones de ciudadanos de ese país.