NACO (Arizona) - Le ofrecieron el último adiós al oficial de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, Nicholas J. Ivie, quien fue baleado de muerte mientras ejercía sus funciones.

Ivie murió en un tiroteo accidental el martes pasado en Naco, Arizona, población cercana a la frontera con México.

En la ceremonia de despedida celebrada en la Iglesia Jesucristo de los Santos de los Últimos Días estuvo presente la gobernadora del estado, Jan Brewer, entre otros.

En las afueras de la Iglesia en Sierra Vista varios manifestaron su tristeza por la muerte de Ivie.

La familia no quiso comentar sobre los detalles de la muerte del agente.