BOSTON, Massachusetts, EE.UU. - Autoridades federales arrestaron a una empleada de la oficina de Registro de Vehículos Motorizados de Massachusetts por estafar a inmigrantes carentes de permiso de residencia con la promesa de venderles licencias de manejo.

Adriana Ferreira fue arrestada el viernes y se le fincarían cargos formales más tarde, en la Corte Superior de Suffolk.

Las autoridades indicaron que después de que la residente de Boston tomaba el dinero, no entregaba ningún documento y tampoco lo reportaba a las autoridades migratorias.

La brasileña con ciudadanía estadounidense enfrenta 27 acusaciones con cargos que incluyen corrupción, soborno y hurto.

Las autoridades aseguraron que Ferreira cobraba a las víctimas 2.000 dólares por una licencia y las engañaba al decir que tenía un contacto en el gobierno federal que podía aplazar una deportación a cambio de un pago.

Agregaron que la mujer no conocía a ninguna autoridad migratoria.