LOS ANGELES— La fiscalía local acusó a Kanye West de un cargo menor de violencia por haber golpeado en julio a un fotógrafo de celebridades en el aeropuerto internacional de Los Angeles.

West también fue acusado de un cargo por intento de robo mayor, dijo Frank Mateljan, portavoz de la fiscalía local. La acusación formal contra el rapero fue fijada para el 10 de octubre, pero no tiene obligación de comparecer si cuenta con un abogado que le represente.

El fotógrafo Daniel Ramos acusó a West de pegarle un puñetazo sin haberle provocado y de haber arrojado su cámara fotográfica al suelo durante un incidente en el aeropuerto el 19 de julio.

La procuraduría se abstuvo de presentar cargos penales contra West, pero los fiscales locales decidieron acusarlo de cargos menores. Cada uno conlleva una pena de prisión de seis meses o una multa de 1,000 dólares.

Un correo electrónico enviado a la disquera de West para solicitarle sus comentarios al respecto no fue respondido de inmediato.