Este verano las botas demuestran que pueden ser más que un calzado abrigador, una refrescante alternativa para dar un giro chic a las prendas descubiertas de la temporada. Eso sí, no se trata de ponerte cualquier bota, sino recurrir a los modelos acertados para piernas desnudas y pantalones cortos. Entérate cuáles son los diseños y combinaciones atinadas y qué elecciones están fuera de lugar.

Vaqueras con vestidos ligeros. La botas vaqueras tienen la trilogía de diseño perfecta para estilizar las piernas: Altura a media pantorrilla, corte V en lo alto y ajuste holgado; por ello, esta temporada se separan de los jeans, y son las nuevas amigas de vestidos vaporosos por arriba de la rodilla. Sí, llévalas con prendas sueltas. No las combines con shorts entallados.

Botines con skinny pants y pescadores. Su altura al tobillo los hace el complemento perfecto de pantalones entallados y pescadores. Para estas prendas, prefiere los botines ajustados, en lugar de los de apertura amplia. Sí, ponte unos botines con skinny pants que lleguen al tobillo, pero no con diseños largos, pues no tienen la amplitud para cubrirlos, e intentar llevarlos por dentro del botín, dará como resultado un look arrugado desatinado.

Botines abiertos con faldas glamorosas
. Los botines dejaron de ser cerrados. Los modelos con puntas o talones descubiertos son de lo más fashion y constituyen la alternativa perfecta para una falda entubada o un vestido formal. Sí, elige diseños con aperturas múltiples. No, optes por estilos al tobillo, sino ligeramente arriba del mismo, para evitar el efecto  de pantorrillas ultra-delgadas y muslos generosos.

Botas medias con shorts. Los modelos de bota a media pantorrilla, son lo que necesitas para que tus piernas luzcan espectaculares y estilizadas en unos shorts. Sí, decídete por diseños con flecos, texturas desgastadas, agujetas y dobleces. No, te pongas unos shorts con botas altas o entalladas, pues estarás out.

Urbano y ecuestre, las estrellas del verano
. Los estilos de esencia desenfadadada, son el look del verano. Busca texturas de ante, acabados opacos y estilos avejentados. Evita terminados brillantes y aplicaciones deslumbrantes; aléjate de longitudes hasta la rodilla o por arriba de la misma y descarta los modelos ajustados.