En todas las edades, desde siempre, una de nuestras prioridades será mantener un abdomen plano y una figura estilizada, aún, claro está, después de ser madres. La cuestión no es solo de ejercicio, tiene que ver –y mucho- con lo que nos llevamos a la boca… ¡con nuestra dieta!

Uno de los hábitos más dañinos que podemos tener es comer a deshoras y llenarnos hasta el tope antes de ir a la cama, pero aunque lo sabemos, muchas veces, no solo lo hacemos si no que escogemos los alimentos menos apropiados, como la pasta, el pan o las espinacas.

La lista de alimentos no recomendados para comer en la noche es larga. Seguramente sospechas que carbohidratos, chocolates y postres no son una buena idea, pero tal vez un suculento plato de fideos con pan tampoco sea lo que necesitas para mantenerte saludable y en forma.

Entonces… ¿qué debemos comer antes de irnos a dormir? Para descubrirlo, visita el blog
mamaslatinas.com