La desintoxicación puede hacerse externamente con lociones humectantes, limpiadoras y tonificadoras para nuestra piel, pero es muy importante también desintoxicarnos desde adentro, ya que la limpieza del organismo se reflejará en el aspecto de la piel, no dará una imagen más saludable y nos sentiremos mucho mejor. Con estos cinco licuados que te proponemos lograrás una desintoxicación rica y saludable.

1. Manzana, zanahoria y apio

Ingredientes: 3 Zanahorias, 2 Manzanas, 2 Ramas de Apio

Preparación: Lava y desinfecta los ingredientes. Corta en trozos la fruta y la verdura y después pasa todo por el extractor de jugos. Al terminar de prepararlo hay que consumirlo inmediatamente para que se pierdan las propiedades. Además de ser bueno para la salud, este licuado es exquisito y muy fresco.

La manzana es muy hidratante por su gran cantidad de agua (85%), es fuente de vitaminas E y C, es rica en fibra y en potasio. La zanahoria, por su lado, posee vitaminas A, B, C y G, sodio, potasio, calcio, y fósforo. Además es diurética, antioxidante y antiséptica, restaura los nervios y protege la piel. El apio, por último, proporciona vitaminas A, B, C y E, sodio, azufre, fierro, magnesio, potasio, fósforo y calcio.

2. Melón y piña

Ingredientes: 1 taza de melón cortado en trocitos pequeños, 1 taza de piña cortada en trocitos, 1 taza de leche descremada, 2 cucharadas de miel, 1 cucharadita de jengibre fresco picado y hielo.
Preparación: Coloca el jengibre en la licuadora y muele un poco antes de agregar el resto de los ingredientes. Luego agrega los ingredientes restantes a la licuadora y licua bien.
Si lo tomas por la mañana y en ayunas te ayudará también a quemar grasas rápidamente porque todos sus ingredientes son desintoxicantes.

3. Cereza, pepino y apio

Ingredientes: 2 cucharadas de cerezas naturales, 1 pepino (el jugo), 2 tallos de apio.

Preparación: Licua todos los ingredientes a velocidad alta hasta desaparecer grumos. Sirve sin colar.

Este jugo elimina toxinas y líquidos retenidos, reduce el acido úrico, es depurativo, favorece el funcionamiento intestinal, aporta muy pocas calorías y tiene un gran contenido de fibra.

4. Remolacha, pera y manzana

Ingredientes: 1 remolacha cocida y picada, 1 manzana picada, 1 pera grande picada, 2 cucharaditas de miel, 300 mililitros de jugo natural de manzana.

Preparación: Licua los ingredientes hasta desaparecer grumos. Pásalo por el colador. Tomarlo en el desayuno 2 veces por semana.

Este licuado tiene propiedades purificadoras y antiinflamatorias. Mejora la digestión, evita la putrefacción intestinal y el estreñimiento. Favorece la absorción del calcio y hierro de los alimentos.

5. Apio y miel

Ingredientes: 1 cucharada de miel, 3 tallos de apio, 1 vaso de agua fresca.

Preparación: Lava y pica los tallos de apio. Colócalos en la batidora y agrega la miel.  Colar y tomar un vaso de este jugo durante una semana, es muy desintoxicante y evita la acumulación de toxinas, lo que también previene el aumento de peso.

Nota: Recuerda que no debes hacer cambios en tu dieta e ingerir remedios caseros sin antes consultar con un profesional de la salud.