Tu cuerpo necesita estar permanentemente hidratado, eso ya lo sabes, pero ¿sabías que hay simples bebidas que pueden hacer maravillas en ciertos momentos de tu vida?

 
No siempre tienes que esperar a estar cansada o sedienta para ingerir líquidos, la recomendación general es que mantengas ciertas bebidas a tu alcance, pero sobretodo, que las consumas.
 
¿Sabías, por  ejemplo, que el té de jengibre es súper bueno para curar la náusea y que el té verde tiene la capacidad de activar tu metabolismo si lo tomas con cada comida?
 
El agua como es bien sabido es imprescindible, pero ¿cuándo y cómo ingerir todos estos líquidos y cuáles son las ventajas de cada uno? Descubre esto y mucho más visitando  mamaslatinas.com.