La violencia doméstica contra las mujeres es una situación delicada. ONU Mujeres estima que por lo menos una de cada tres mujeres a nivel mundial, sufrirá algún tipo de abuso en su vida y en la mayoría de los casos será por parte de un miembro de su familia. La problemática es notoria dentro de los hogares latinos, donde algunas mujeres la sufren en silencio sin identificar la situación como lo que es.

Hispanas en riesgo

La afluencia de las mujeres hispanas a los centros de salud y apoyo, ha dejado ver que la incidencia de violencia doméstica contra ellas es considerable. Por ello, diversas instituciones se han dado a la tarea de estudiar la situación. El Centro Nacional de los Estados Unidos para la Prevención y Control de Lesiones, emitió en 2011 los resultados de un estudio acerca de la violencia contra las mujeres por parte de su pareja. El reporte reveló que una de cada siete mujeres hispanas en EEUU ha experimentado violencia sexual por parte de su compañero, en algún momento de su vida.

Por su parte, en el 2009, el Departamento de Desarrollo Humano y Ciencia Familiar de la Universidad del Estado de Ohio, realizó una encuesta para analizar la prevalencia de maltrato de pareja en mujeres latinas. El estudio reportó que es más común entre ellas vs mujeres de otro origen y que la agresión física tiene el doble de prevalencia en la comunidad femenina hispana.

¿Estoy en una relación violenta?

Si bien los golpes y las relaciones sexuales obligadas, son las formas más evidentes de maltrato doméstico, no son las únicas. La violencia emocional es, de acuerdo con la División de Asuntos de Género de la CEPAL, una de las más frecuentes, tiende a agravarse con el tiempo y constituye el preámbulo de agresiones físicas.

Conocer las señales es importante para identificarla y reconocer que la sufres es el primer paso para salir de la situación. Recuerda que no estás sola, y que mereces respeto, ser valorada y estar segura. Tú no eres la culpable de las agresiones, y aunque el temor, la incertidumbre y la vergüenza pueden persuadirte, buscar ayuda es primordial para tu bienestar.

La Línea Nacional sobre la Violencia Doméstica a la que puedes recurrir para obtener apoyo (1.800.799.7233), señala que los siguientes comportamientos son señales de alerta:

- Tu compañero te humilla
- Actúa de maneras que te asustan o te intimida con o sin armas
- Toma todas las decisiones
- Te impide ver a tus amigos o seres queridos
- Te monitorea constantemente
- Controla tu dinero
- Amenaza con llevarse o lastimar a tus hijos
- Impide que trabajes o estudies
- Destruye tu propiedad o lastima a tu mascota
- Te empuja, abofetea o golpea
- Te obliga a tener relaciones sexuales

Fuentes: ONU Mujeres, Instituto Nacional de Salud, Centro Nacional para la Prevención y Control de Lesiones, Línea Nacional sobre la Violencia Doméstica,
Organización Panamericana de la Salud