¿Sabías que en los Estados Unidos cada 32 minutos ocurre un accidente relacionado con manejar un auto bajo los efectos del alcohol? Así lo indica la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) al revelar que aproximadamente 2 de cada 5 ciudadanos están involucrados por lo menos una vez en un accidente relacionado con alguna persona que decidió conducir con alcohol en la sangre.

La NHTSA señala que en 2010, más de 10,000 personas murieron en accidentes de tránsito relacionados con los efectos del alcohol.

Manejar alcoholizado pone en riesgo tu vida

También pone en riesgo la integridad de los demás. De acuerdo con la Asociación No Tomes y Manejes (DDAD, por sus siglas en inglés), una tercera parte de los peatones mayores de 16 años que han perdido la vida debido a un accidente de tránsito, ha sido por conductores que manejan bajo los efectos del alcohol.

Niños y jóvenes, son el segmento más vulnerable. Tú tienes en tus manos la posibilidad de crear conciencia y explicarles los riesgos. Los jóvenes entre 16 y 24 años de edad están relacionados con el 29% de los accidentes fatales por consecuencia del alcohol (NHTSA).

Conducir bajo los efectos del alcohol, no sólo es peligroso, sino que está penado por la ley. La mayoría de los Estados de EEUU establecen como límite un 0.08% de presencia de alcohol en el cuerpo.

Tres estrategias de seguridad:

Conductor designado. Si vas a tomar, hazlo de manera responsable y sin excesos; en este caso es mejor contar una persona designada para manejar, que no consuma alcohol. Entre amigos, tomen la costumbre de seleccionar a dos personas como conductores designados, si planean asistir a alguna reunión donde vaya a haber alcohol.

Servicio de transporte. Si vas a tomar y no cuentas con un acompañante sobrio para regresar a casa, la alternativa ideal es tomar un taxi u otro servicio de transporte seguro. De esta manera no expones tu vida ni la de los demás.

Conocer la ley. La Asociación Gubernamental de Seguridad en Carreteras (GHSA, por sus siglas en inglés) cuenta con información para que conozcas la ley en tu Estado y la tomes en cuenta antes de pensar en tomar y manejar.

Lo ideal es crear conciencia, y jamás mezclar el alcohol con la conducción de un vehículo. Toma en cuenta que de acuerdo con la NHTSA, 534,000 personas al año sufren heridas debido a accidentes automovilísticos relacionados con el alcohol, de las cuales 40,000 presentan lesiones muy graves.

Fuentes: nhtsa.gov, trafficsafety.org, ghsa.org y ddad.org