No hay nada como ir al salón de belleza, recibir varios tratamientos sin que muevas un dedo y salir de ahí hecha una princesa. Pero, cuando lo que te falta es tiempo y es imposible que corras al salón. ¿Qué hacer?

Te propongo una forma fácil y rápida de hacerte las manos y que te queden las uñas divinas. ¡Descúbrela!

Paso 1, limpieza: Desmaquilla tus uñas con un sistema rápido, como toallitas.

Paso 2, lima: Repasa la forma de las uñas con una lima,concéntrate en igualar el largo y no te entretengas con detalles. Si puedes tardarte un poco más,  púlelas un poquito.

Paso 4, suaviza: Masajea tus manos durante un minuto con un exfoliante de sales y aceite. Las sales eliminarán la piel muerta instantáneamente y darán a tus cutículas un aspecto más cuidado.

Paso 5, hidrata: Si prevés que tus manos van a necesitar un extra de hidratación, usa una crema 3 en 1 que se ocupe de manos, uñas y cutículas.

Paso 6, esmalta: Aplica una capa de esmalte transparente o pinta tus uñas con algún sistema ultra rápido

Paso 7, un tip: Aplica una gota de aceite de cutículas con algún sistema rápido y cómodo que no haga falta extender. Tus uñas parecerán hechas por un experto.