Cada cual llega a la época navideña en un estado anímico diferente, cargando con un año que, bueno o malo, siempre es intenso. Algunos, al llegar la Navidad, se deprimen, comienzan a sentirse nostálgicos, extrañan a algún ser querido que ya no está, a la familia que está lejos... Otros, en cambio, se estresan con los compromisos, las reuniones, alcanzar los resultados en el trabajo, las compras, los regalos, las fiestas, los brindis... El dinero escasea, las energías también y lo único que podemos pensar es en dormir.

Pero... ¿y si pudieras encarar el fin de año de una manera distinta, con fuerza, con ganas, ahorrando y queriendo disfrutar al máximo? Sí, es posible. El Diario de la Nena ha hecho un artículo inspirador y muy motivador en el que te propone una serie de estartegias sencillas y prácticas para levantar el ánimo, recuperar el buen humor y terminar el año viviéndolo al máximo.

No te pierdas esta historia. Haz clic aquí