Más allá de que las envidiemos o incluso las odiemos, todas tenemos amigas que son un referente por tener un peso ideal. Para más indignación, comen lo que quieren y llevan una vida sana. Te proponemos que en vez de tener sentimientos oscuros contra ellas tomemos nota de sus conductas y así podamos imitar sus comportamientos saludables.

Ellas hacen ejercicio a diario o al menos tres veces por semana. Dejan de comer cuando están satisfechas y no se obsesionan con la comida. No están pensando en bajar de peso o en engordar constantemente. Se quieren a sí mismas y se sienten atraídas por un estilo de vida saludable. No suelen contar calorías.

Si quieres conocer sus técnicas en mayor profundidad no dejes de leer aquí la nota completa del diario de la nena.