Este otoño la moda se tiñe de colores chocolate, borgoña y mostaza; tonalidades que con máximo glamour se trasladan ¡a la cabeza! La influencia de los matices cálidos de la temporada ya se deja ver en las tendencias de color para el cabello. Conoce los tonos que dicta la moda para las melenas otoñales.

Los castaños se imponen

Cabelleras achocolatadas con tonalidades que evocan al color característico de la miel de maple, serán el look estrella del otoño. Los terminados sólidos sin variantes drásticas de color fue la propuesta predominante de los estilistas en las pasarelas, que mostraron melenas castañas largas, lacias y ultrasedosas. Para máximo brillo, los serums son un must, mientras que algunas luces, dispersas, sumamente sutiles y ligeramente más claras, pueden ser un recurso para añadir luz.

El volumen disminuye y las melenas se llevan más bien llanas, sin embargo si tu estilo es más dinámico, adoras los cortes con capas frontales o tu cabello tiene una suave ondulación, entonces  te alegrará saber que este otoño hay un estilo castaño ideal para ti. Se trata del look con tonalidad chocolate de la raíz hasta la mitad del cabello y un tono más claro de la parte media hasta las puntas. Este look bicolor fue estrella del verano, sin embargo el color oscuro se llevaba muy cerca de las raíces, mientras que para otoño la propuesta es alargarlo varias pulgadas.

Los rojos se reinventan

Con la llegada de la gama borgoña y el rojo marrón como protagonistas de las pasarelas, las melenas carmín se tornan más oscuras y se inclinan, tal como lo hacen las tardes de otoño, a la gama de los cobrizos. Sin el sol de verano a la vista, éste es el momento perfecto de probar esta tonalidad en tu melena, sin preocuparte tanto por su duración, ya que aunque glamorosos, los tonos rojos tienden a deslavarse con más facilidad. Protege tu color con shampoo y acondicionador para cabello teñido, y procura no lavarlo a diario. ¿El corte? Los estilistas se mantienen con el largo lacio, sin embargo traen de vuelta los flequillos; esta vez, amplios, milimétricamente por debajo de las cejas y, al puro estilo de Jessica Biel, se llevan casi completamente parejos y alisados, únicamente un poco más largos en las cienes.

Los rubios se serenan

Las cabelleras platinadas se van con el verano y los rubios que arriban con el otoño toman matices cenizos y se inclinan más hacia el bronce que al dorado. En cuanto al estilizado, la rubias deslumbraron en las pasarelas con peinados vintage inspirados en los 60’s: Melenas con crepes y máximo volumen en la coronilla, con diademas retro de tela satinada.