"Soy muy flaca", "Me siento tonta," "No soy capaz de hacer nada bien"... ¿Quién no ha pensado nunca algo así? A todas estas opiniones se les llama complejos, y se forman en nuestra mente a partir de la educación, experiencias y formas de concebir la vida.  Aunque algunas veces pasan desapercibidos, otras, llegan para quedarse y arruinarnos la vida, pero, ¿Cómo los podemos superar?

La RAE define complejo como un “conjunto de ideas, emociones y tendencias generalmente reprimidas y asociadas a experiencias del sujeto, que perturban su comportamiento”.

A pesar de lo que puedas pensar, los complejos sólo viven en nuestras mentes y nadie es más cruel que nosotras mismas a la hora de señalarlos y hacerlos más fuertes. Detectarlos no es difícil, lo difícil es frenarlos y tener el dominio mental adecuado para apartarlos cuando se manifiesten.

Lee la nota completa y descubre en El diario de La Nena algunos tips para bajarle la importancia a esos complejos que, a veces, pueden ser muy rudos y hacerte sufrir.