Van caminando juntos, tomados de la mano, conversando sobre lo que sucedió ayer en el trabajo y de pronto notas cómo él gira su cabeza y, sin disimulo, recorre la silueta de una mujer que pasó a su lado. Te quedas desconcertada, incómoda y un poco humillada. ¿Por qué hizo eso? ¿Qué deberías hacer o decir? Aprende a lidiar con el problema sin poner en riesgo tu relación.

1. Primero, analicemos el contexto. Hoy en día las mujeres son cada vez más osadas a la hora de vestirse y mostrar sus atributos. Atributos que, en muchos casos, son implantados en una cirugía. Y lucen escandalosos. Los vaqueros ajustados o las microminifaldas son polos de atracción inevitables.

2. La esencia de las mujeres. También debemos aceptar que está en la misma esencia de la feminidad coquetear, seducir, sentirse deseada y conquistar. ¿Acaso nunca lo hiciste tú?

3. Un tema de todos. Ten en cuenta que esta situación no te sucede solamente a ti y que tu pareja no es el único que mira a otras mujeres. Le sucede a todo el mundo. Porque es algo que también está en la esencia de los hombres. Eso no significa que te quiera menos o que desee tener sexo con cada mujer que mira.

4. ¿Belleza o excitación? Cuando tu chico mira unos buenos pechos o un trasero de película, ¿está admirando la belleza o se está excitando con el cuerpo de otra? Porque son cosas diferentes observar una mujer hermosa y decir: “qué bonita”, que clavarle los ojos en los senos y ni siquiera mirarle el rostro.

5. Como siempre, la comunicación. No esperes a estallar de bronca y generar una guerra mundial para hablarlo. Siéntate, tranquila, y cuéntale lo que sientes, lo que piensas y pídele que te cuente qué es lo que piensa al respecto él. Primero, expresen todo lo que sienten. Luego, más tarde, intenten llegar a una solución.

6. La solución. Tengo una noticia para ti que probablemente no te vaya a gustar: nunca dejará de mirar otras mujeres. Es así, son así. Todos. La solución consiste en hablarlo sinceramente y en profundidad y procurar, en primer lugar, que nunca te pierda el respeto.

7. La oportunidad. Transforma la situación en una oportunidad para disfrutar más. Pregúntale a tu chico cuáles son las partes de la mujer que más le gustan y trata de seducirlo a través de estos atributos.