LOS ANGELES - Los ejecutivos de los grandes estudios esperaban tener en este verano boreal la mejor asistencia de la historia gracias a varios estrenos con flamantes películas de acción y franquicias de superhéroes.

Lo que obtuvieron, sin embargo, fueron dos éxitos colosales de taquilla, un puñado de películas de impacto para respaldarlos, y varios fracasos que simplemente no cumplieron las expectativas, dando lugar a lo que pueden ser las cifras de taquilla del verano más bajas en 20 años.

Aunque se proyecta que los ingresos nacionales sean la segunda mejor cifra de la historia, el número de entradas vendidas se redujo a unos 532 millones desde el primer fin de semana de mayo hasta el Día del Trabajo, que en Estados Unidos se celebra el primer lunes de septiembre, lo que representa una caída del 4% con respecto al verano de 2011, según el rastreador de taquilla Hollywood.com.

Si esa tendencia se mantiene para el lunes, cuando se cuenten las ventas finales de boletos, sería la ocasión en que Hollywood ha atraído menos audiencias en su temporada más concurrida desde 1993, las datos más antiguos que mantiene la empresa Hollywood.com.

Los ingresos deberían ubicarse en unos $4,270 millones desde el primer fin de semana de mayo hasta el Día del Trabajo, un descenso del 3% con respecto a la cifra récord de $4,400 millones de hace un año, dijo el analista de Hollywood.com Paul Dergarabedian.

"Sobre el papel, el verano de 2012 claramente parecía encaminado a romper los récords. Creo que muchos de nosotros esperábamos poder superar lo del verano pasado, basados en los títulos, el amplio número de títulos que parecían grandes éxitos de taquilla", dijo Dergarabedian. "Pero el público es quien determina el verano, y no asistió a muchas de estas películas en los números que esperábamos".

Antes del verano, Hollywood estaba rompiendo registros de taquilla, con unos ingresos hasta un 20% superiores a los de 2011. Los ejecutivos esperaban que esa tendencia se mantuviera con lo que parecía la mejor lista de estrenos que han llegado a ofrecer, pero en lugar de superar el récord de hace un año, los ingresos de la temporada cayeron por primera vez en siete años.

"The Avengers" recaudó 618 millones en el país y el épico final de la trilogía de Batman, "The Dark Knight Rises", hasta ahora ha añadido cerca 430 millones. Los 1,050 millones que suman entre las dos equivalen a casi una cuarta parte de las cifras del verano. A nivel mundial, "The Avengers" recaudó $1,500 millones, mientras que "The Dark Knight Rises" pronto cruzará la marca de 1,000 millones.

La tercera parte de la saga del hombre araña "The Amazing Spider-Man", alcanzó $258 millones en Estados Unidos, mientras que las aventuras animadas "Brave" y "Madagascar 3: Europe's Most Wanted" alcanzaron 200 millones cada una. El obsceno oso de peluche que habla en la comedia "Ted" también recaudó 200 millones, y películas como "Hombres de Negro III", "Snow White and the Huntsman" y algunas otras fueron sólidos éxitos de más de $100 millones.

Sin embargo, también hubo un montón de fracasos en taquilla, como "Battleship" y "Total Recall". El poder de las celebridades tampoco consiguió llenar los cines, pues los seguidores ignoraron en gran medida películas con actores de primera línea como "That's My Boy", con Adam Sandler; "Rock of Ages", con Tom Cruise; "Dark Shadows", con Johnny Depp; y "The Watch", con Ben Stiller y Vince Vaughn.