Ser Miss Universo no es fácil. Nuestra reportera Digital, Jackie Díaz, platicó con la venezolana, Gabriela Isler, quien nos comparte lo bueno y lo malo de ser una Miss Universo.

Para Gabriela Isler, Miss Universo 2013, una de las mejores experiencias fue en Filipilas en la Isla de Corón tras acudir a ayudar una comunidad afectada por un tifón, donde las familias y los niños a pesar de no tener que comer, sonreían al verla llegar.

Sin embargo el tener que estar lejos de su familia, es una de las cosas que más le duele.