El Barcelona se encuentra de gira por Asia y entre partido y partido, algunas estrellas aprovechan para pasar por caja haciendo algún que otro acto promocional.

Esta vez el protagonista era Neymar, que con la máxima expectación apareció en un evento de Nike en Hongkong desatando la locura entre sus fans.

El astro empezó a hacer piruetas con el balón, a dar vueltas alrededor del escenario bajo la música brasileña y la emoción de los fans, pero algo salió mal.

En una de las piruetas, Neymar perdió el equilibrio y terminó en el piso con el balón rodando. Como todo un profesional, se levantó y siguió deleitando al público, quien aplaudía emocionado al ver que el jugador se caía y se levantaba de nuevo.

Neymar puede tener anemia, puede estar cansado o sofocado por las altas temperaturas asiáticas, pero de lo que no hay duda es de que el chico cumple y es un excelente reclamo publicitario.

Veremos si le da tantas alegrías al Barcelona como a los fans que asisten a sus actos promocionales.