Después de la derrota por "knockout" de Manny Pacquiao frente al mexicano, Juan Manuel Márquez muchos de sus seguidores filipinos consideraban que el ídolo debía retirarse antes de sufrir más problemas de salud a largo plazo.

Ahora no sólo se han multiplicado el número de personas que desean su retiro del boxeo profesional, también hay dos prestigiosos médicos filipinos que aseguran que Pacquiao ya muestra signos de la enfermedad de Parkinson, según el comportamiento mostrado en sus últimas entrevistas.

La cadena CNN se hizo eco de lo publicado en numerosos medios filipinos al confirmar que uno de esos médicos que opinó públicamente sobre el estado de salud de Pacquiao es Rústico Jiménez y dijo: “Si me piden mi opinión, quizá es tiempo que nuestro héroe nacional, Manny, se retire. Aunque todavía tiene reflejos muy rápidos, he notado recientemente, y es sólo mi punto de vista, que hay signos tempranos de Parkinson”.

“Puedes ver los síntomas en el movimiento de las manos, normalmente es en esa parte del cuerpo donde lo notas y no inmediatamente en la cabeza, donde puedes darte cuenta por los pequeños tics. No digo que esté cerca, pero veo que hay algunos signos prematuros”.

También otros medios filipinos se hicieron eco de las declaraciones del Dr. Raquel Fortun un experto en la materia, declaró: "Cuando el cerebro recibe un impacto como ese, es muy peligroso. El cerebro no está realmente fijado al cráneo, cuando es sacudido de esa manera algunas conexiones se pierden y hay ligeras hemorragias”.

Pacquiao ha mostrado públicamente su intención de seguir boxeando, pero la presión de su familia y ahora  la de mayoría de los filipinos, junto a la opinión de los médicos, podría animarle a dejar definitivamente el boxeo.

El boxeador filipino considerado uno de los mejores luchadores libra por libra del mundo, ahora diputado de su país, también manifesstó su deseo de querer terminar su carrera dando a sus fans un último combate, el esperadisimo choque contra Floyd Mayweather, aunque la pelea aún no está cerrada.