Cuando Neymar aterrizó en Barcelona, una de las cosas que le dijeron los médicos es que tenía que aumentar de peso, pues su operación de amígdalas y su anemía lo tienen muy por debajo de su peso ideal.
 
El jugador se puso manos a la obra y se está tomando un batido de proteínas para ganar masa muscular y vaya que ha funcionado porque ha ganado dos kilos desde entonces. 
 
El brebaje mágico tiene sabor a vainilla y es una combinación de vitaminas B1, B2, B6, B9, B12, C y E; además de hierro, calcio, aminoácidos y triglicéridos.
 
Por otro lado, Brasil, con Neymar, derrotó por 3-1 a un Portugal sin Cristiano Ronaldo en un amistoso.
 
Neymar, flamante astro del Barcelona, anotó uno de los goles y preparó los otros dos que anotaron sus compañeros Thiago Silva y Jo en el partido del martes por la noche disputado ante 62,310 espectadores.
 
"El ha estado jugando muy bien durante tres o cuatro años", dijo el técnico de Brasil, Luiz Felipe Scolari, sobre Neymar. "Solo una vez cada 15 a 20 partidos no juega como sabe. Pero habitualmente, es así".
El resultado pudo haber sido diferente si Portugal hubiera contado con Cristiano, que no pudo jugar por una tendinitis.
 
Cristiano, el segundo goleador histórico de Portugal, jugó dolorido el viernes, según el médico del equipo Henrique Jones, pese a lo cual anotó su primer triplete de goles en un partido de clasificación mundialista en que su equipo venció a Irlanda del Norte.
 
"Naturalmente tiene una gran influencia sobre como jugamos. Pero no hemos perdido este partido debido a su ausencia", afirmó el técnico de Portugal Paulo Bento.
 
Scolari no estuvo precisamente decepcionado de que Cristiano no jugara. "No lo extraño demasiado", dijo riéndose. "El nos hubiera complicado la vida".
 
Tres días después de golear a Australia 6-0, Brasil empezó algo vacilante.
 
A los 17 minutos, seis después de haber estrellado la pelota en un palo de un cabezazo, Raul Meireles abrió el marcador para Portugal cuando interceptó un cabezazo del brasileño Maicón.
 
Brasil respondió a los 24 cuando un tiro de esquina ejecutado por Neymar halló la cabeza de Silva, que se elevó en el aire para vencer al arquero Rui Patricio.
 
A los 34 Neymar puso en ventaja a Brasil después de eludir a varios rivales.
 

El mismo Neymar cedió a Maxwell, quien lanzó un centro que Jo conectó para aumentar a los 49.