El Heat de Miami irá por su tercera victoria consecutiva sobre los Bulls de Chicago la noche de este lunes, cuando Chicago albergue el Juego 4 de la serie de semifinales de la Conferencia Este.
Tras la victoria
por 104-94 la noche del pasado viernes, el Heat está preparando para otra candente batalla física con los Bulls, que han sido cuestionados por la forma en que han enfrentado sus juegos hasta ahora, con mucha violencia y poco basquetbol.

Este domingo el entrenador de Chicago Tom Thibodeau fue multado con 35 mil dólares por la NBA por los comentarios que hizo sobre el arbitraje del pasado viernes. Él estaba molesto porque Nazr Mohammed fue expulsado por empujar a LeBron James al suelo,y acusó a James de tirarse.

James enfrentó la crítica el domingo ald ecir: "Es como cuando escuché a la gente decir que estaba sobrevalorado. Es algo así como la misma respuesta."

"Yo no necesito tirarme," continuó James. " Nunca he sido uno de esos tipos."

El entrenador de Miami Erik Spoelstra fue igualmente implacabe ante el lamento de Thibodeau. "Nada de esto es nuevo para nosotros", dijo. "Nadie puede ocultar el hecho de que los partidos se deciden entre esas cuatro líneas. Y nuestros muchachos entienden eso."

Chicago es probable que tampoco cuente con sus titulares Luol Deng y Kirk Hinrich este lunes, quienes no han jugado en la serie hasta el momento. Deng se está recuperando de una gripe y una punción lumbar fallida, después de haber perdido 15 libras durante una hospitalización la semana pasada. "Mi cuerpo, mi sistema, no está reaccionando bien a todo lo que estoy haciendo ahora", dijo Deng el pasado domingo.

Chicago fue capaz de mantenerse cerca de Miami durante tres cuartos el viernes, pero el Heat cerró con un último cuarto de 34 puntos que puso el partido fuera del alcanze de los Toros. James y Dwyane Wade llevaron el control del partido, pero la contribución de 19 rebotes de Chris Bosh y la de 18 puntos desde la banca de Norris Cole, fueron vitales.

Los Bulls probablemente continuarán su juego físico como medio para frenar la ofensiva de ritmo rápido de Miami. Con tantos jugadores claves fuera de acción, la mejor oportunidad de ganar de Chicago está en obligar a Miami a tomar malas decisiones en los tiros de larga distacncia.

Cuando el Heat ha sido capaz de penetrar en la pintura, como lo hicieron en el último cuarto del Juego 3, y durante todo el Juego 2, resulta  imparable. Una victoria más y Miami se encontraría al borde de su tercer viaje consecutivo a las finales de la Conferencia Este.

El juego será trasmitido por TNT a las 7:00 pm.